DE LA IDEA AL TEXTO

 

Tal y como ilustra Marina en su libro «Teoría de la inteligencia creadora» (altamente recomendable para conocer el proceso que va de la idea de la obra de arte a su plasmación definitiva), en el ejemplo de la génesis de El otoño del patriarca, vemos como el escritor es seducido por emociones, intuiciones, y por supuesto renuncias. García Márquez describe la escena que le llevó a escribir la novela de un dictador latinoamericano:

«Periodistas y fotógrafos esperábamos en la antesala presidencial. Eran cerca de las cuatro de la madrugada cuando se abrió la puerta y vimos a un oficial, en traje de campaña, caminando de espaldas, con las botas embarradas y una metralleta en la mano. Pasó entre nosotros, los periodistas, caminando de espaldas, apuntando con su metralleta y manchando la alfombra con el barro de sus botas. Bajó la escalera, tomó el auto que lo llevó al aeropuerto y se fue al exilio. Fue en ese instante en que aquel militar salía del cuarto donde se discutía cómo iba a formarse definitivamente el nuevo gobierno, cuando tuve la intuición del poder, del misterio del poder».

A partir de aquí el escritor intuye lo que tiene que escribir, o lo que es lo mismo, entiende con claridad lo que no escribirá en absoluto. Aún sin conocer el argumento, sabía que no escribiría una apología del dictador, ni una novela rosa, o una comedia ligera. Y sabía también, aunque sea gracias a la intuición y al continuo trabajo de sus escritos anteriores, que impondría un estilo propio, una manera particular de ver la realidad en su novela.

 

Temario del Curso de Iniciación a la Escritura Creativa (Fragmento).

Deja un comentario

Tienes que iniciar sesión para escribir un comentario.

El Pájaro Escritor
El pájaro escritor
Comparte esta entrada en twitter


Estoy en twitter
Archivos